Ganar por puntos

Apuntes, Blog, CCAD

Algún alcalde de alguna ciudad ha comentado su preferencia por adjudicar los proyectos de un barrio en desarrollo a empresas constructoras que aporten arquitecto y proyecto. Vamos, que nada de hacer un concurso para adjudicar el proyecto y otro para adjudicar la obra…


¿un sistema de puntos?

Por un lado hay que reconocer que así se evitan muchos de los problemas actuales. Eso de que una empresa se adjudique una obra por un presupuesto X haciendo una propuesta económica con una baja del 30%, y reduciendo el plazo de ejecución en un 20%, para construir un proyecto que lo primero que habrá que hacer es recortarlo y ajustarlo a las nuevas necesidades que la propia empresa impone por haber sido adjudicataria a la baja… Ah, que no tiene ningún sentido, no?

Al final lo que menos cuenta es el proyecto, ya que del concurso al resultado suele haber menos parecido que entre el huevo y la castaña. Nos vemos obligados a hacer recortes en un proyecto con el que hemos ganado el concurso para que la empresa lo pueda construir, y aún así ni en plazo ni por el presupuesto prometido.

Con lo cual casi parece mejor, realmente, para un ayuntamiento, adjudicar un producto completo (allá se las entienda la empresa con su arquitecto, a mí que me den mi edificio como en el render).

Dónde nos deja eso a nosotros? Dónde deja esto a la arquitectura? Evidentemente todos sabemos que para ganar un concurso no sólo hay que atender a criterios arquitectónicos sino también de aprovechamiento económico de los recursos, pero digamos que al hacer un concurso eso forma parte del proyecto, mientras que cuando uno trabaja para una empresa constructora/promotora, el primer input es el susodicho aprovechamiento, lo que coarta (y mucho) la expresión arquitectónica.

Mi propuesta utópica sería la siguiente: Un sistema de puntos.

Hoy, que todo está informatizado (…), bastaría con crear una base de datos doble: Técnicos por un lado y empresas por otro. Uno se da de alta en la web de “concursos para la administración” (una para toda España, por favor) y entra en el sistema. Y a concursar.

Cuando uno resulta adjudicatario de un proyecto o de una obra, rellenará una ficha con los datos del trabajo adjudicado. La propia administración rellenará esa misma ficha con los datos del final de obra y se cotejarán los resultados. Así, se asignarán puntos negativos según se cumplan o no los datos de proyecto (plazo de entrega, calidades, fidelidad al proyecto original, presupuesto…datos fácilmente calculables en porcentaje). Se trata de castigar a los que no cumplen, no de premiar a los que sí, porque ese es su trabajo, y si se premiase, se estaría bloqueando el acceso de gente nueva. Así, cuando una empresa o un técnico acumule puntos negativos, será tenido en cuenta en la próxima adjudicación, y quizá sólo así se cuiden de prometer cosas imposibles.

¿Alguna otra idea?

Anuncios

4 comentarios en “Ganar por puntos

  1. Uno de los problemas, es que estos se esto cada vez se está pareciendo más a los equipos de fútbol. Cada vez importa menos si el jugador en cuestión mete los goles que prometió en su presentación, sino si se venden las camisetas que se preveían con su fichaje.

    Demasiado ego, demasiado montaje mediático y poca seriedad.
    Lo cual no quita para que nos parezca fantástica la búsqueda de nuevas propuestas para un tema tan complicado como son los concursos de arquitectura. Lamentamos no estar muy propositivos, pero mientras se sigan presentando más de 100 ideas por convocatoria, no vemos solución al problemón, ya que son demasiados equipos los que tendrán un injusto y triste porvenir.

    Como siempre, felicidades por el artículo y por tus ganas de seguir mejorando!

    Me gusta

  2. Uno de los problemas, es que estos se esto cada vez se está pareciendo más a los equipos de fútbol. Cada vez importa menos si el jugador en cuestión mete los goles que prometió en su presentación, sino si se venden las camisetas que se preveían con su fichaje.

    Demasiado ego, demasiado montaje mediático y poca seriedad.
    Lo cual no quita para que nos parezca fantástica la búsqueda de nuevas propuestas para un tema tan complicado como son los concursos de arquitectura. Lamentamos no estar muy propositivos, pero mientras se sigan presentando más de 100 ideas por convocatoria, no vemos solución al problemón, ya que son demasiados equipos los que tendrán un injusto y triste porvenir.

    Como siempre, felicidades por el artículo y por tus ganas de seguir mejorando!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s