Conversación con Laura Álvarez

Blog, CCAD, Conversaciones

Laura Álvarez es arquitecta y trabaja en Ámsterdam desde hace ya unos cuantos años. Estudió primero en Valladolid, luego en Hamburgo y finalmente en Barcelona. Ahora compagina su trabajo en el estudio con la docencia en la Escuela de Delft. Podéis visitar su web www.lauraalvarez.eu para consultar su trabajo y su perfil.

Me alegra mucho poder presentaros la siguiente conversación con Laura:

Recuperando la entrevista que te hicieron Agniezska y Lorenzo (http://www.stepienybarno.es/blog/?page_id=179), retomo tu respuesta a la última pregunta y con ella empiezo:

CCAD – ¿En qué estás trabajando en estos momentos? ¿Alguna de esas ideas empieza a materializarse?

LA – Ahora mismo estoy con dos cosas a la vez.

Un concurso restringido de vivienda aquí en Holanda, que se titula “customize me”, así que ya podeis imaginar de que se trata y por otro lado el diseño interior de una casa aquí en Amsterdam, cuyas obras empezarán en julio de 2010.

Siguen rondando muchas más ideas por el estudio de las que se materializan, pero poco a poco se empieza a ver la luz en algunos proyectos. Por ejemplo el concurso que gané para la nueva Escuela de Arquitectura de Delft va tomando forma. Ya han comprado el edificio en el que estamos ahora de forma temporal (que yo proponía como punto de partida en el concurso). Así que ya es seguro que nos quedamos allí! Ahora la facultad esta negociando con la Universidad (TU Delft) la financiación de la ampliación de este edificio, o sea, unos 32.000m2. Es ahora, antes de las vacaciones de verano cuando se debería decidir como seguir, espero que así sea.

CCAD – Las malas experiencias pasadas no impiden que sigas intentando nuevos concursos, incluso en España, ¿No es así?.

LA – Sí, la verdad es que el año pasado tuve un disgusto bastante grande con un concurso. Tuve la desgracia de ser descalificada (y puedo asegurar que injustamente) según la secretaría del mismo concurso, por  “no cumplir con las normas de envío”. Lo impugné dos veces para que este tipo de negligencias no le ocurran a ningún otro compañero, porque no se puede tirar el trabajo de alguien por la borda de esa forma y sobre todo porque no se nos puede tratar como si fuéramos imbéciles que trabajan por amor al arte sin ningún tipo de derechos.

Se montó un revuelo bastante grande al respecto porque decidí publicar un escrito y mandarlo a todos los Colegios de Arquitectos, a blogs, Scalae, etc y parece que dolió mucho hacer público algo que ocurre con tanta frecuencia.

La relación que estoy empezando a tener con los concursos es de amor odio: Sigo creyendo que es la forma más democrática de adjudicar proyectos y por eso continúo intentándolo y por otro lado me entristece mucho ver que este sistema no funciona como debiera: demasiadas negligencias, amiguismos y exigencias técnicas extremas en la presentación de los trabajos. ¿Cómo se puede pedir memoria de calidades en un concurso de ideas? ¿O seis paneles A1 para un proyectito de 1.000 m2?

Después del disgusto del Concurso de la Ajerquía de Córdoba juré y perjuré que no volvería a concursar en España…pero no lo he conseguido…Hace unas semanas entregué uno.

Quizá me animó a volver a concursar la respuesta positiva que recibí del Defensor del Pueblo Andaluz diciéndome que habían estudiado el caso y que me iban a defender…En ese momento volví a creer en el sistema.

CCAD – ¿Cual es el volumen medio de trabajo del estudio? ¿Cuántos concursos al año pueden salir de vuestro despacho?

LA – Hacemos unos seis concursos abiertos al año, o sea, uno cada dos meses. Para compensar las pérdidas que generan este tipo de concursos, tenemos lo que en Holanda se llama “Schetsontwerp”, que son como Anteproyectos. En este país nunca te encargan del tirón un proyecto, sino que te van adjudicando fases. Ahora que se construye tan poco, casi todos los estudios vivimos de estos Anteproyectos y los más afortunados de obras que se adjudicaron antes del gran parón de la construcción.

A parte de esto, a veces hacemos algún concurso restringido como este que estamos haciendo ahora, o algún otro proyecto pequeño de interiorismo o mobiliario… en realidad somos un estudio muy pequeñito, pero con grandes ambiciones !

Propuesta para Europan 10 en Maastrich – Finalista

CCAD – Los arquitectos de nuestra generación tenemos la suerte de haber llevado a la práctica el gran cambio desde los medios “analógicos” (escuadra, cartabón, rótring y cuchilla, etc.) para en muy poco tiempo dominar con cierta soltura aplicaciones muy avanzadas, desde el CAD 2d, al 3d, tratamiento de imágenes, edición de vídeo, etc. Somos muy diferentes de la generación anterior y de la posterior, en cierto sentido. ¿Crees que para mejor, o para peor?

LA – Como bien dices tenemos la grandísima suerte de haber estudiado a caballo entre las dos “escuelas”. Yo soy de la opinión de que cuantas más herramientas de trabajo tengas, mejor. Y por supuesto  la antigua y la nueva escuela no son incompatibles sino complementarias. Yo misma soy la más “freak” del 3d pero siempre tengo el “sketch roll” delante.

Hay que saber cuándo usar qué herramienta: En una reunión con un cliente para explicarle un detalle de un proyecto, no puedes decirle “Espera que enciendo el ordenador y te lo dibujo en Autocad” porque para eso tenemos manos que debemos saber usar, pero por otro lado tampoco tiene mucho sentido cuando estás produciendo algo que ya has diseñado, no usar las nuevas técnicas de representación si sabemos manejarlas.

Por ejemplo, los alumnos que yo tengo (excepto algunos Erasmus) no están en absoluto acostumbrados a dibujar a mano. Es algo que no han aprendido durante el bachillerato (los tres primeros años de carrera) y ahora les cuesta adquirir, así que les obligamos a corregir con maqueta, y estas maquetas, al ser de trabajo, necesariamente han de ser hechas a mano. Es algo que me encanta de esta escuela: La sala de maquetas de casi 2.000 m2.

Las maquetas de las presentaciones finales, nos da igual que las hagan en láser o a mano. No sería lógico vetarles la posibilidad de hacerlas en láser cuando ambas opciones  no dejan de ser trabajo mecánico.

CCAD – Con la distancia y el tiempo, y tras haber pasado por otras universidades como alumna y ahora como docente, ¿Qué reflexión haces sobre la Escuela de Valladolid? ¿Cambiarías algo en ella?

LA – Sí, la verdad es que cambiaría muchas cosas. La primera: Inculcaría optimismo.

Yo ahora que estoy al otro lado, me doy cuenta lo importante que es que los alumnos se entusiasmen, que se involucren, que disfruten con lo que están estudiando. Esto no lo vivimos en Valladolid, sólo en contadas excepciones. Recuerdo gente saliendo de las clases de proyectos llorando, profesores rompiendo el trabajo de alumnos en frente de su cara, gente cursando por cuarta o quinta vez la misma asignatura, y no es que la gente que estudia la carrera de Arquitectura sea especialmente “poco capacitada” creo yo….¿No es esto una señal de que se necesita un cambio?

También creo que los departamentos deberían trabajar más por un mismo objetivo y dejar a un lado sus rivalidades. La verdad es que yo salí hace muchísimos años ya de allí, pero recuerdo las clases de construcción como algo totalmente ajeno a proyectos, cosa que ahora me parece impensable. ¿Por qué nos pasábamos un año entero calculando a mano estructuras por el método de Cross en vez de enseñarnos como calcular el canto de los voladizos de nuestros proyectos?

Aquí (en Delft) por ejemplo en las clases de construcción los alumnos aprenden a detallar sus propios proyectos. Una vez cada quince días, el profesor de técnicas de construcción y yo (profesora de proyectos) corregimos juntos a los alumnos para asegurarnos de que toman las decisiones adecuadas respecto a su proyecto.

A parte de esto, los alumnos analizan y aprenden a resolver la estructura y detalles de edificios  dentro de la misma tipología del proyecto que ese semestre se les haya pedido. También así nos aseguramos que no se repitan todos los años los mismos detalles  (los apuntes del año anterior no valen, no como cuando estudiamos nosotros!)

Tras toda esta crítica también me gustaría decir unas cuantas cosas de la Escuela de Valladolid que he aprendido a valorar mucho después de terminar la carrera. En la escuela nos enseñaron a fundamentar nuestras ideas, a buscar siempre un por qué. Siempre se nos ponía de referencia la arquitectura desde Roma hasta el movimiento moderno, nunca posterior a esta época. Se nos explicaba el origen de todos esos proyectos, sus proporciones, ritmos y su razón de ser, sin que nos quedara ni una sola duda de que cada uno de estas grandes obras de la arquitectura sólo podían haber sido diseñadas de esa manera. Nosotros estudiamos en los años 90, unos años de grandes cambios en la arquitectura, sobre todo en países como Holanda, con Rem a la cabeza, el movimiento Superdutch, Winny Maas, la arquitectura conceptual,etc. Fue una época en la que se intentó dar una vuelta de tuerca a la arquitectura y en la escuela de Valladolid nunca nos dejaron mirarla como referente. Quiero pensar que fue por nuestro bien, para tener una base más sólida de arquitectura antes de juzgar todo lo que se estaba haciendo en ese preciso momento. Esto siempre me ha gustado de la escuela de Valladolid, que no se mueve por modas. Las modas son peligrosas y por ellas sí han pasado muchas escuelas de España.

Escuela de Arquitectura de Delft – 1er premio

CCAD – ¿Crees que en nuestras escuelas se forma “arquitectos de oficina”, como poca capacidad de resolución in situ? ¿O quizá eso no es tarea de la Universidad?

LA – Creo que lo que no se puede pretender ahora mismo es que los arquitectos seamos capaces de hacer de todo. Cada vez hay más sistemas constructivos, más materiales en la construcción, la mano de obra está siendo reemplazada por el prefabricado. Son muchas cosas en continuo cambio y un arquitecto no puede, ni debe en mi opinión intentar hacerlo todo sólo.

Hay mucha gente que critica la pérdida de competencias del arquitecto pero yo creo que no es algo tan dramático. ¿No es mejor trabajar con un equipo de profesionales cada uno especializado en un tema diferente (instalaciones, fachadas, estructuras, carpinterías, etc ) que tener una persona que es responsable por ley de todo? Por ejemplo, una persona que está día tras día revisando la puesta en obra de suelo radiante (por decir algo) va a saber mejor que cualquier arquitecto si los tubos de agua se han colocado a la distancia correcta o no.

Creo que como ya comentaba antes, la Universidad debería ser mucho más pragmática y enseñarnos a ver cómo queremos detallar nuestros proyectos, que tipo de estructuras debemos usar, etc, pero también nos tienen que enseñar a trabajar dentro de un equipo multidisciplinar y especializado  que es el día a día del arquitecto.

CCAD – ¿Qué ve la sociedad holandesa en la figura del arquitecto? ¿Cómo se le trata?

LA – Es muy diferente a España, para lo bueno y para lo malo.

La Arquitectura no es algo que sólo interese a los arquitectos. En las conferencias de Arquitectura es bastante curioso ver cómo más de la mitad de los oyentes no son arquitectos. Las revistas de arquitectura e interiorismo se venden por ejemplo en todos los quioscos, señal también del interés de los holandeses por el tema.

Pero por otro lado, los arquitectos tenemos muchas menos competencias aquí, por lo que tenemos menos poder a la hora de tomar decisiones que en España. En Holanda puedes construir una casa sin arquitecto. Esto hace que para mucha gente un arquitecto sea como el “artista” dentro del proceso de construcción. En épocas de “ajuste de cinturón” como la actual muchos holandeses prefieren ahorrarse los honorarios del arquitecto y deciden comprarse una casa de catálogo o diseñada por el constructor.

Por suerte hay mucha gente todavía que sí cree en nuestra profesión.

CCAD – ¿Cómo es tu relación con los alumnos?

LA – He de decir que fantástica. Me encanta dar clases y me encanta ver cómo los alumnos se entusiasman con sus proyectos, cómo progresan.

Es muy satisfactorio dar clases en una escuela de Arquitectura. Creo que la mayoría de la gente que en ella estudia es por propia elección y basta con poco esfuerzo para que todos den lo mejor de sí mismos. Yo me involucro mucho, y pongo mucha energía en las clases. He de decir también que es un lujo ver los trabajos de los alumnos todas las semanas, ya que tenemos 15 alumnos cada dos profesores, por lo que puedes estar al menos media hora todas las semanas con cada uno. En mi época, éramos unos setenta por profesor y corregíamos como mucho una vez por entrega!

Es interesante también dar clases de proyectos en el Máster (que es como 4º y 5º curso de carrera) porque por aquí pasan muchos Erasmus españoles. Es mi forma de seguir en contacto con las Escuelas de Arquitectura españolas.

CCAD – No hemos hablado de la crisis, ni del cambio climático, ni de la arquitectura sostenible, ni de tus referentes, ni de la globalización… ¿Crees que a los arquitectos nos gusta mucho hablar siempre de lo mismo y que nos ensimismamos demasiado sin encontrar soluciones? ¿las buscamos?

LA – Creo que no es criticable hablar mucho de estos temas. Cuanto más se hable más gente lo escuchará, y cuanta más gente lo escuche más posibilidades de que alguien haga algo, acción-reacción. Las soluciones que podemos buscar como arquitectos de forma individual son muy  escasas. Se necesita una conciencia social al respecto. Se necesitan cambios drásticos: Cambios en los usos de edificios (más horas en uso), en el planeamiento urbanístico (densificación en vez de esparcimiento), en los sistemas de transporte, una normativa para construir “cradle to cradle”, ….

No creo que ni los arquitectos ni nadie de forma individual sea capaz de conseguir grandes logros. Lo que sí podemos hacer es concienciarnos de que necesitamos un cambio urgente. Hace poco leí una entrevista de Rajendra Pachuri, presidente del IPCC (expertos del cambio climático) en la que decía que el estado de bienestar no es que todos comamos carne todos los días, tengamos un 4×4 y el aire acondicionado todo el día encendido, sino que habría que cambiar esta escala de valores si queremos conseguir algo respecto al cambio climático. Aquí os dejo el link, por si os apetece leerla.

CCAD – Muchas gracias por participar en CCAD y mucha suerte con todo!

LA -A vosotros, por tener tanta iniciativa!!

Anuncios

8 comentarios en “Conversación con Laura Álvarez

  1. Magnífica, Laura, estupendo trabajo y muy interesantes reflexiones. Holanda tiene mucha suerte de tenerte. Como te dijimos en Lleida y aunque nos duela verte menos, ni se te ocurra pensar en volver a España. Es el desierto, literally. Un beso, Laura.
    Felicidades, Daniel, por la entrevista.

    Me gusta

  2. Magnífica, Laura, estupendo trabajo y muy interesantes reflexiones. Holanda tiene mucha suerte de tenerte. Como te dijimos en Lleida y aunque nos duela verte menos, ni se te ocurra pensar en volver a España. Es el desierto, literally. Un beso, Laura.
    Felicidades, Daniel, por la entrevista.

    Me gusta

  3. Gracias por pasarte, Paco.
    Y sí, tienes mucha razón en lo que dices…tanta que algunos estamos planteándonos el salir de este desierto, como le llamas…aunque la verdad es que las expectativas alrededor no son especialmente halagüeñas…

    Me gusta

  4. Gracias por pasarte, Paco.
    Y sí, tienes mucha razón en lo que dices…tanta que algunos estamos planteándonos el salir de este desierto, como le llamas…aunque la verdad es que las expectativas alrededor no son especialmente halagüeñas…

    Me gusta

  5. Laura provoca envidia de la buena: incansable y siempre mirando hacia delante. De los cobardes nunca se ha escrito nada. ¡Mucha suerte!

    Y gracias por acercarnos un poco más a ella, Daniel.

    😉

    Me gusta

  6. Laura provoca envidia de la buena: incansable y siempre mirando hacia delante. De los cobardes nunca se ha escrito nada. ¡Mucha suerte!

    Y gracias por acercarnos un poco más a ella, Daniel.

    😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s