Lo que mata es la humedad 05

Blog, CCAD, Lo que mata es la humedad

Se busca nicho de mercado. Limpio, a estrenar y sin muebles. Abstenerse outsiders. Ahora sólo nos queda nuestro ombligo. Nos hemos pasado tanto tiempo mirándolo y poniéndolo bonito que nos han comido el resto del cuerpo. Sin querer enterarnos. Eso hazlo tú, si quieres. Eso de ahí también, que me da pereza. Que me da la risa. Arquitectos de segunda. Que me da pereza. Arquitectos de primera. Que me da la risa. Arquitectos de postín, o más bien postizos. Colectivos y órganos representativos. De taifas. Títulos y atribuciones. Y tribulaciones. Que me da la risa. Garantes ante la sociedad. Que me da. Matrioskas que se muerden la cola. Pero somos muy valorados en Europa. Se nos rifan. Posturas e imposturas. Que no se diga. Ofertas de trabajo. El respeto está de oferta, que me lo quitan de las manos. Licitaciones y concursos. Pliegos, genuflexiones y cacahuetes. Pero somos muy versátiles. Sin sitio, ni lugar. Y se nos rifan. Sin reconocimiento ni valor. Ni coraje. Honorarios de tómbola. Responsabilidades. Desproporciones. Denuncias. Renuncias. Y ahora ¿qué?. Queremos recuperar aquello a lo que hemos renunciado, pero ya hay otros lobos en este bosque. Ahora somos outsiders de nosotros mismos. Ahora seguimos mirando el ombligo creyendo que el resto del cuerpo es nuestro todavía. Bolonia. Lobos. Lobbies. Cada uno mirando a su barriga. Ascuas y sardinas. Aguas y molinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s