Tribunal [im]popular

Apuntes, Blog, CCAD

El viernes saltó la noticia de que en la Escuela de Valladolid, en las calificaciones del PFC, habían suspendido al 52% de los presentados.

Confieso que el mismo viernes comencé a escribir un artículo, que en pocos minutos tenía unos dos folios escritos, y que no me atrevo a publicarlo. Más que nada porque es una visión, la mía, muy sesgada (y quizá hasta algo resentida) hacia una escuela y un profesorado a los que, casi sin excepción, considero injustos, poco preparados para la docencia (que no malos arquitectos), y en general, mediocres.

No hay nada más triste que ser mediocre y no saberlo.

Portada de mi PFC, 2004.

Por centrarme en el tema del PFC…supongo que en el hilo de n+1 en facebook ya se ha dicho casi todo. Pero me quedo con cómo lo explicó José Ramón (@arquitectamos) el mismo viernes al desparramarse la noticia por twitter, y trasncribo:

Sobre los PFC de Valladolid: El PFC es un ejercicio excelente para salir de la escuela por la puerta grande. Es bueno hacerlo “completo” porque por fin se centran estructuras, detalles, instalaciones… en un mismo proyecto. Se encaja todo y se sale de la escuela divinamente. El alumno ya ha aprobado todas las asignaturas. Por lo tanto, no tiene sentido suspenderle el PFC. Sí exigirle que lo haga todo. Por lo tanto, el aprobado de un PFC debe ser consustancial. Y es un momento excelente para aspirar a Notable o Sobresaliente.

Lo de esta entrega ha sido escandaloso. Sólo espero, de verdad, que no se salgan con la justificación de que los proyectos presentados hacen alardes formales que la sociedad ya no pide, o algo así. Que les veo venir.

Animo a todos los alumnos que han sido suspendidos a que exijan explicaciones de su calificación al tribunal (es el derecho de unos y la obligación de los otros) y que también pidan explicaciones a sus tutores.

Casualmente la semana pasada hablaba con un alumno que estaba a la espera de esta calificación y que , lamentablemente, ha suspendido. Yo le comentaba que el PFC es un trámite y que no conviene romperse demasiado la cabeza, que lo han convertido en una cosa absurda que nos roba un año a lo tonto, y todas estas cosas que decimos los que, descreídos, llevamos unos años fuera de la escuela y nos creemos con derecho a opinar…Él me insistía, apasionado y voluntarioso, en que él lo quería conservar como la última oportunidad de investigar, de hacer arquitectura teórica y de interés, visto que fuera iba a ser poco probable… Y no os podéis imaginar cómo lamento que me escribiera un twit en el que me reconocía que yo tenía razón.

¡Porque no la tengo! Son las escuelas mediocres llenas de profesores mediocres las que hacen que tenga razón. ¡Pero no debería ser así! Si habéis leído mis últimos artículos sabréis cuál es mi opinión del sistema académico actual y de cómo lo cambiaría. Qué rabia me da tener razón.

Para finalizar os ilustraré cómo fue mi entrega del PFC en Valladolid: Entregué en febrero de 2004. Recuerdo cuando le llevé a mi tutor el PFC ya listo para la entrega. Me felicitó varias veces y me predispuso a prepararme para una buena nota: Había hecho un enorme esfuerzo, un gran trabajo y hasta algunos alardes gráficos que , según él, serían recompensados.

Tuve un 6,5.

Al comunicárselo, sorprendido, me invitó (casi me conminó) a hablar con el tribunal para revisar la nota, cosa que así hice. Me recibió el presidente del tribunal, Fernando Díaz Pinés (a quien, de verdad, tengo una gran aprecio) y me dijo que la nota había sido consensuada y que no me recomendaba hacer una revisión oficial, ya que me exponía a que la nota fuera revisada…a la baja.

Salí de ese despacho y de la Escuela con una mezcla de rabia, estupor y alegría por poder salir por fin de aquél lugar. En una semana me marcharía a Londres a trabajar. Ya tenía otras preocupaciones.

 

Por Enrique y todos nuestros compañeros.

 

 

¿Sucede igual en todas las Escuelas de España? Aprovechando que hay lectores internacional: ¿Cómo es en otros países? Aquí hace falta cambiar algo.

Anuncios

10 comentarios en “Tribunal [im]popular

  1. Me temo que hay casos similares en casi todas las escuelas. Tus argumentos y los del compañero que mencionas son válidos en ambas direcciones.

    Puedo hablar por mi y por Lourdes, nuestros casos son casi idénticos y muy parecidos al tuyo. Un año entero dedicados a los PFCs y notas que llegaron, con mucho esfuerzo, al notable después de sendas “defensas”.

    Nuestra opinión después de muchos años transcurridos es que el PFC no se merece un año. Se merece disfrute, ganas, alegría, gozo por acabar la carrera y poder hacer arquitectura de forma autónoma (ojo que nosotros nunca tuvimos “tutores” en nuestro plan de estudios y “creo” que en Sevilla sigue sin existir esa figura). Pero, en cuanto comiencen las angustias, la desidia, la pereza o el hastío hay que acabarlo rápidamente.

    Otra reflexión importante es “la medida”. El PFC debe ser un proyecto completo, en el que “por primera vez” se de una aproximación holística hacia la arquitectura (un proyecto es distinto y mucho más que una suma de asignaturas). Pero no tiene porque, de ningún modo, ser una tarea titánica.

    Intuyo, por tu portada (magnífica acuarela as usual) que tu PFC fue, como el nuestro, un mastodonte enorme que te echaste a la espalda. El de Lourdes fue una ludoteca de 4 edificios distintos, y en el PFC hizo una “parte” de cada uno, lo que le llevó realmente a enfrentarse a algo parecido a 4PFCs en 1. El mío, un edificio-puente que cruzaba el río, con vigas cajón de más de 4m de canto (civil engineering anyone?).

    ¿Ha visto alguien alguna vez un PFC de una unifamiliar exenta?¿De un sala consistorial de una pequeña pedanía?¿De un colegio de 9 aulas?¿De un bloque de 4 viviendas?

    ¿Y por qué no?

    El PFC debe ser condición necesaria, y mientras la LOE nos de atribuciones sobre edificación (¿para cuando la habilitación externa?) su existencia está plenamente justufucada. Sin embargo, su escala material y física, y los juicios de valor que de ellos se hacen deben ser revisados en profundidad.

    Recuerdo, en “nuestra época” que a nuestros compañeros de ingeniería industrial o de telecomunicaciones, sus tutores no les dejaban presentar su PFC si no “tenían asegurado” un 9 o más.

    Me gusta

  2. Es que habría que hablar de una cosa: ¿Qué se califica en un PFC?
    Como bien dice José Ramón y creo que estamos de acuerdo, bastaría para aprobar con que estuviera completo.
    Pero la impresión es que se convierte en el primer concurso al que se presenta un arquitecto. Y si tu estilo (a esas alturas es pronto para hablar de estilo en un arquitecto, pero se apuntan maneras) no coincide con el del tribunal…. ya sabemos el resultado de la ecuación.
    Gracias por pasaros!

    Me gusta

  3. Sí, la situación es similar en muchas escuelas de arquitectura de nuestro territorio. Por mi parte, voy a romper una lanza a favor de la escuela de Valencia (en concreto uno de sus talleres de proyectos), en la que presenté el PFC hace un año aproximadamente, ya que por lo que he vivido y leído, me parece que tiene uno de los modelos más justos:
    La defensa ante el tribunal viene precedida por dos pre-entregas supervisadas por el grupo de profesores de PFC del taller, una de carácter eminentemente de proyecto y gráfico, y otra de índole técnica. Según las “normas” del taller, si un alumno pasa estas etapas positivamente, subsanando los fallos detectados en el caso de que los hubiera, tiene garantizado el aprobado. La nota final la pone el tribunal el día de la defensa, después de una reunión donde se consensúan todos sus puntos de vista. De esta manera, protegen al alumno de pasar un mal trago (normalmente delante de sus compañeros y seres queridos que han ido a verle) y le garantizan que su esfuerzo al menos se verá recompensado con la libertad que da el empezar su vida como no-estudiante (dejémoslo en eso) gracias al aprobado.
    De la calidad del profesorado y de su implicación para con los alumnos ya hablamos otro día, que esto se puede extender demasiado.
    Estoy totalmente de acuerdo con vosotros en la pérdida de tiempo y parafernalia que supone el PFC, pero también me di cuenta de lo realmente necesario que es para algunos. He podido comprobar como hay gente que llega a esta última etapa con un nivel de madurez tanto personal como proyectual bastante pobre. Algunos consiguen madurar, otros siguen buscando que los profesores les hagan el proyecto y a veces lo consiguen. Pero bueno, ahí entramos en ese otro punto que no quería tratar para que esto no se prolongara en exceso.

    Un saludo y enhorabuena por tu estupendo blog.

    Me gusta

    1. Gracias, Gorka! Esta es tu casa!
      Lo que dices de Valencia me parece una muy buena opción. Pero en cuanto a lo que comentas del nivel de los alumnos, si bien es cierto, es un problema anterior al PFC, ¿no? Es decir…igual es que no deberían haber aprobado las asignaturas previas…
      Y eso de “profesores que les hagan el proyecto”… eso sí que no lo he visto todavía! 🙂

      Me gusta

      1. Sí, está claro que el problema viene de antes, de las asignaturas que han ido aprobando cuando no deberían y del tipo de enseñanza que se practica. Yo tuve la suerte de irme de Séneca a Madrid y vivir la experiencia de estudiar en otra escuela y desenvolverte en un terreno distinto, de ver otra manera de enseñar arquitectura y de afrontar los proyectos, y la verdad, que cuando volví a mi escuela todo lo veía con otros ojos. Este intercambio creo que fue una de la vivencias más enriquecedoras de mi etapa como estudiante y me ayudó muchísimo a la hora de enfrentarme al PFC. Puede ser que si no me hubiera ido habría llegado igual que muchos de mis compañeros. Es muy triste ver que se han desaprovechado 5 años (o 6, o 7…) para llegar al PFC y darte el batacazo.
        Y bueno, con lo de profesores que te hacen el proyecto me refería a que hay mucha gente que va a corregir todas las semanas (es algo que sí se puede hacer en Valencia, he oído que en otras escuelas puede llegar a convertirse en una hazaña hercúlea), que al más mínimo problema se presentan en el taller dispuestos a conseguir la solución que el profesor considera que es la correcta. De este modo, poco a poco tienen el proyecto “montado” al gusto del profesor. Esta es una de las cosas que me refería con inmadurez. No hay intención de solucionar las cosas por uno mismo, de hacer tu propio proyecto, tu idea, tus soluciones. Supongo que aquí también entra la variable de hartazgo de mucha gente en este punto de la carrera y de ver como hacer el PFC se convierte en un desagradable trámite mas.

        Me gusta

  4. Gracias por la cita, Daniel. (Me hace sentir importante, casi como si fuera una autoridad).
    Lo comentamos en twitter, y eso que transcribes son varios “tuits” míos empalmados. A veces me encorseta mucho twitter y siento que no puedo decir todo lo que pienso, pero hay que reconocer que está en esencia todo lo que quería decir, y que twitter consigue que sintetice (yo, que propendo a la verborrea).
    Sí añadiría que un suspenso a un PFC es, sobre todo, un suspenso al tutor, que ha guiado al alumno y, cuando ha visto que el trabajo es satisfactorio, lo ha presentado ante el tribunal. Si el tribunal ve que es un mal trabajo está diciendo que el tutor no sabe valorar un proyecto, y por tanto la escuela debería despedirle. (O, si tiene un resto de vergüenza torera, debería dimitir él).

    Me gusta

  5. Mediocre es una palabra peligrosa porque tiene dos acepciones muy diferentes, http://lema.rae.es/drae/?val=mediocre
    Yo no me considero brillante en nada, pero en pocas cosas soy un desastre, posiblemente soy un tipo mediocre. Pero soy honesto, honesto con los demás y sobre todo honesto conmigo, creo que el problema del gran parte del profesorado que he conocido en la Escuela de Arquitectura de Valladolid es que no son honestos, ni consigo mismos, ni con su profesión, ni con sus alumnos.
    No quiero presuponer mala intención, pero les falta mirar adentro y pensar si eso que están haciendo es lo mejor para que formar buenos Arquitectos, que es su trabajo.

    Me ocurre como a Daniel, si empiezo a rajar me sale una novela, y no es plan porque mi experiencia personal, que con el PFC ha sido muy dura, es anécdota, no categoría.
    Sobre los tutores, por una vez no estoy de acuerdo con Arquitectamos Locos porque el papel del tutor es muy indefinido, como tantas cosas en los PFCs.
    En las ingenierías el tutor es parte del tribunal, es prácticamente imposible que se suspenda salvo que repentinamente se detectase algún fraude flagrante, si el tutor no da el visto bueno el proyecto no se presenta. No sé si es mejor o peor, pero aquí es diferente.
    Con mi PFC bastante avanzado en una corrección le dije a mi tutor “no sé si debería colocar una escalera de evacuación por esta zona” y su respuesta fue “no sé, mira el CTE, calcula la ocupación, mide las distancias y compruébalo”. Me pareció muy razonable, supervisaba mi proyecto, pero no se hacía responsable de cada detalle.

    Depende mucho de los motivos por los que se suspenda, aunque sí creo que el tutor debería ir a la revisión.

    Me gusta

    1. Como digo al principio, Kike: “No hay nada peor que ser mediocre y no saberlo”.
      Ese es el gran problema de muchos profesores de nuestras escuelas. Que se creen Mies redivivo, por lo menos.
      Por eso he dicho que muchos, además, son buenos arquitectos. Algunos no, pero la mayoría son, como mínimo, buenos arquitectos, y los hay excelentes. Pero de ahí, a ser buenos docentes, hay otro gran camino. Yo creo necesario que los profesores de la universidad de una carrera técnica sean buenos profesionales, condición sine qua non pero no única: la mayoría no saben enseñar.
      Por otro lado sí creo que el papel del tutor es muy importante, ya que tienen que firmar un papel de aptitud del trabajo que se presenta: alguna responsabilidad deberían tener. Si no, ¿Por qué motivo a un amigo no sólo le negó tal informa favorable, sino que se atrevió a redactar y firmar un informe negativo en el que se desentendía del proyecto presentado por el alumno? (historia para no dormir, como véis.)

      Y en cualquier caso, insisto en que me gustaría saber qué se califica en un PFC. ¿Me gusta? ¿No me gusta? ¿Es de “mi estilo”?

      Me gusta

      1. A mí también me gustaría saberlo.

        Y también creo importante el papel del tutor, pero tal y como está planteado hoy día me parece excesivo afirmar que también se les está calificando a ellos, según los casos.

        Me gusta

  6. Pingback: My Homepage

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s