Lo que mata es la humedad 06

Lo que mata es la humedad

20121227-163043.jpg

2013. Reciclaje. Nos reunimos mucho, muchas veces. Y hablamos. Y pensamos. Y contamos a los demás cuántas veces nos reunimos para pensar y hablar de lo que pensamos. Y volvemos a empezar. Y siempre la misma canción. Tócala otra vez, Sam, aunque el bueno de Sam jamás escuchó esa frase en aquél tugurio norteafricano. Hay mucho de eso, de creer que alguien lo ha dicho y en realidad nunca nadie lo ha comentado. Palabras, muchas. Hechos, casi ninguno. Sólo los particulares, los silenciosos, los que nos despiertan más pena que envidia. Las barbas del vecino. Gente que se va, pero no todos huyen. Huida de nosotros mismos, de nuestras propias trampas. Lo triste no es escapar, sino darse cuenta de que tenemos al enemigo en casa, justo al otro lado del espejo. La inercia no nos va a llevar a ninguna parte, y estamos al borde de que el rozamiento nos detenga por completo. La masa crece, y no hay energía para moverla, y para fragmentarla hace falta un buen martillo. Y los golpes duelen. Ya están doliendo. Productos que a duras penas pasan el control de fábrica. Pero fuera se nos rifan. Perritos pilotos. Juguetes rotos. Yo me iré, aunque no sé dónde, por que lo que quiero ser no puedo serlo aquí. Y un país que recorta los sueños y las alas no merece la pena. No he vivido nunca por encima de nada, ni de nadie. Me siento engañado por un sistema que me ha preparado para un mundo que no existía, y que no va a venir. Ya no se le espera. Y ahora me piden que mueva la cintura, que cambie de registro, que haga lo que hacen otros porque lo que yo sé hacer no se necesita. ¿Y qué pasará cuando se agote eso otro? ¿Seríamos tan amables de invitar a otros a hacer “lo nuestro” si la situación fuera a la inversa? ¿Así es como queremos que nos tomen en serio? ¿En serio? ¿Somos así de ingenuos? A veces ignorar es hacerse el listo. Creo firmemente que si la sociedad que hemos creado no funciona, no es cuestión de cambiar a cada individuo, sino quizá volver a (re) generar el sistema desde cero.

No me compadezcan, no más que a ustedes mismos, y no más tiempo del necesario. No es ningún drama, aunque duela un poco. Ya me contarán lo que se piensa que se dice que se va pensar hacer. Y de corazón, que sea un buen año para todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s